‘Cortos de Fondos’ 129/258

numero_129_alterfines

Su padre era un pobre leñador, que vivía con él, en medio del bosque. Era inculto y malvado, y le pegaba; sin motivo o con motivo, siempre le pegaba.

El  progenitor, que era de natural bondadoso, y además persona instruida, se mostraba incapaz de rebelarse ante la perversidad de su vástago, e intentaba educarlo a través de la lectura. Él leía y el hijo escuchaba, hasta que, en un arrebato de furia, le golpeaba; bien porque algo en la historia que no le había gustado, bien porque había tenido sencillo un error de dicción, bien –lo que era mas frecuente– sólo porque le daba la gana.

El padre no aprobaba el modo de proceder de su hijo, ya que creía que con la violencia no se llegaba a ningún lado. Pero tampoco protestaba, pues sabía que tenía enfrente a una persona enferma, incapaz de practicar otra afición que la brutalidad.

Sigue leyendo

« »

el_grito_alterfinesSeguro que algún malpensado habrá colegido ya que al espabilado de Alterfines, con eso de la edad provecta, se le ha debido de pasar por alto encabezar su entrada de hoy. Pues no señor, mira tú por donde; resulta que sí que está titulada…

Que nadie se alarme, o corra a buscar sus gafas contra la presbicia: lo que sucede es que no se me ha ocurrido mejor homenaje a lo rematadamente mal que se está comunicando a los de arriba que no nos representan, que hace tiempo que dejamos de confiar en ellos, que en un momento dado –y esperemos que no muy lejano– vamos a coger el toro por los cuernos y… que sorprender a mis siempre sufridos lectores con algo un tanto singular: el titular invisible. (Y mejor no preguntar en los comentarios qué barbaridad he escrito, pero que no se puede ver, merced a la “magia” del código html: si mi abogado se enterase pediría la jubilación anticipada, no os digo más…).

Sigue leyendo