Un poco de surrealismo para alegrarnos la vida

“Sopa de Ganso”, son palabras mayores. Y el “diálogo de besugos” en el que Chico Marx le explica al cliente lo que han estado haciendo durante la semana –que viene a ser lo mismo que hacen nuestros eurodiputados– siempre me ha parecido deliciosamente surrealista. Vamos, ideal para estos tiempos sombríos. [En todo caso, Josep me ha dado la idea, con esa anécdota suya de haber sido confundido hasta dos veces, por dos personas que le habían visto en sitios donde no estaba…].