Cartelicos aleccionadores XXXVIII

‘Cortos de Fondos’ 78/258

numero_78_alterfinesLlegó a la zona al atardecer, con la esperanza de que la caza se le diese bien. La jornada, con madrugón incluido, había sido agotadora. Y para colmo, la presencia de otros cazadores acabó por ponerle nervioso. Sabía por experiencia que aquel coto no era precisamente pródigo en piezas, pero no podía regresar a casa hasta que el ojeo hubiese concluido de modo satisfactorio.

No dejó de moverse. La modalidad de caza estática, al acecho, se había puesto últimamente de moda en aquel coto. Agazapados, y con expresión de pocos amigos, otros cazadores iban quedando atrás a su paso en busca de la pieza deseada. Ver cómo, de repente, en cuanto ésta se volvía visible, otro montero se hacía con ella mientras uno permanecía inmóvil no estaba hecho para él.

Sigue leyendo