Cartelicos aleccionadores XXXI

(Un resumen de los enviados a los amigos y conocidos en los últimos tres años)

Anuncios

La vida y el ‘carné por puntos’

semaforos_alterfinesDándole vueltas a la sesera en busca de un tema medianamente interesante que dejar programado para el día de hoy –ya que lo pasaré al volante rumbo al Sur– mi vista ha ido a parar sobre un periódico de estos días, que sobresalía de una de las baldas de mi despacho. En uno de sus titulares hacía mención a las temidas “operaciones salida” estivales, y a ese regalo que nos han hecho de un punto extra de carné a quienes hemos conducido respetando las reglas. Curiosos tiempos estos en los que hay que premiar al que cumple con su deber… Claro que más raros tienen que parecerle a Dessjuest: ¡el Tour de Francia lo ha ganado un súbdito de la Pérfida Albión!

Tal vez por eso he recapacitado sobre lo que podíamos hacer para meter en cintura a quien se conduce mal, pero en la vida –sí, sí, esos que van poniendo a prueba nuestra paciencia y nuestra educación a cada momento–, y que no es otra cosa que aplicarles una normativa similar a la del permiso por puntos de nuestra siempre bienamada Dirección General de Tráfico. ¿O es que nadie se apuntaba conmigo a quitarle…

Sigue leyendo

Ford: fabricación ordinaria, reparación diaria

Un viejo chiste de mi época escolar bromeaba sobre el significado de las siglas de la compañía estadounidense de automóviles Ford, atribuyéndoles un injusto, pero gracioso “fabricación ordinaria, reparación diaria”. Fuera de bromas, mientras zurcía esta mañana el descosido en la entrepierna de unos pantalones –sí, se me da bien coser, y hasta podría pensarse que me gusta– andaba pensando en la paupérrima calidad que tiene hoy en día las prendas textiles. Probablemente nunca han existido mejores materias primas en la historia de la humanidad, pero lo que es la fabricación está apenas un punto por encima de desastrosa y, ya hace tiempo, dos o tres por debajo de inaceptable.

Sigue leyendo