« »

el_grito_alterfinesSeguro que algún malpensado habrá colegido ya que al espabilado de Alterfines, con eso de la edad provecta, se le ha debido de pasar por alto encabezar su entrada de hoy. Pues no señor, mira tú por donde; resulta que sí que está titulada…

Que nadie se alarme, o corra a buscar sus gafas contra la presbicia: lo que sucede es que no se me ha ocurrido mejor homenaje a lo rematadamente mal que se está comunicando a los de arriba que no nos representan, que hace tiempo que dejamos de confiar en ellos, que en un momento dado –y esperemos que no muy lejano– vamos a coger el toro por los cuernos y… que sorprender a mis siempre sufridos lectores con algo un tanto singular: el titular invisible. (Y mejor no preguntar en los comentarios qué barbaridad he escrito, pero que no se puede ver, merced a la “magia” del código html: si mi abogado se enterase pediría la jubilación anticipada, no os digo más…).

Sigue leyendo

Anuncios

Cartelicos aleccionadores III

(Un resumen de los enviados a los amigos y conocidos en los últimos tres años)

Ford: fabricación ordinaria, reparación diaria

Un viejo chiste de mi época escolar bromeaba sobre el significado de las siglas de la compañía estadounidense de automóviles Ford, atribuyéndoles un injusto, pero gracioso “fabricación ordinaria, reparación diaria”. Fuera de bromas, mientras zurcía esta mañana el descosido en la entrepierna de unos pantalones –sí, se me da bien coser, y hasta podría pensarse que me gusta– andaba pensando en la paupérrima calidad que tiene hoy en día las prendas textiles. Probablemente nunca han existido mejores materias primas en la historia de la humanidad, pero lo que es la fabricación está apenas un punto por encima de desastrosa y, ya hace tiempo, dos o tres por debajo de inaceptable.

Sigue leyendo