Nada sobre lo que leer o escribir…

Ahora que los fascistas andan con una de sus grandes aspiraciones de siempre –es llegar al poder y empezar a vérseles el pelo de la dehesa…– que es lograr que la educación pública se deteriore a base de recortes, para que la riqueza vuelva a ser determinante para lograr una formación adecuada, y por lo tanto ésta quede restringida a las clases sociales superiores, no está de más recordar palabras como las del ‘Profesor Holland’, un personaje de película que, al estilo de ‘El Club de los poetas Muertos’, inspira con su extraordinario ejemplo las vidas de sus alumnos.

Okunowo, chaval, ¿tú qué esperas de la vida?

Cómo se echa de menos a Guridi y a sus huestes: desde que acabó ‘Camera Café’ no hay un dios que se siente a ver la tele cenando, si no tienes capítulos de ‘House’ a mano…