Un genio venido a menos

¿Dónde ha ido a parar todo aquello que pensé cuando era un chaval? ¿Qué fue de mis grandes planes, mis ideas geniales, las reflexiones poco frecuentes para alguien de mi edad, y aquellas prolijas elucubraciones antes de tomar una decisión o de ponerme a hacer algo?

¿Estaré siendo algo pedante, o es que acaso tengo un exagerado recuerdo de mí mismo, viéndome tan sesudo a tan temprana edad? El caso es que sí que pasaba buena parte de mi tiempo de ocio dándole vueltas a la pensadera sobre todo lo habido y por haber.

Sigue leyendo