‘Cortos de Fondos’ 123/258

numero_123_alterfinesServía porciones generosas del pastel de zanahoria que preparaba su esposa a vecinos, amigos, familiares, y en general a todo aquel que llegaba de invitado a casa. Presumía de estar casado con la mejor cocinera del mundo, pues su repostería no tenía parangón en la ciudad.

Incluso invitaba a probarlo, e interrogaba ansiosamente sobre su sabor –sin aceptar adjetivos inferiores a delicioso– a quienes se plantaban ante la puerta de su hogar por motivos tan prosaicos como repartir el periódico del día, anotar los guarismos del contador del gas o buscar nuevos afiliados para la ONG de turno.

Sigue leyendo

‘Cortos de Fondos’ 87/258

numero_87_alterfinesPor primera vez en su larga existencia, el Círculo de Amigos de la Magia convocó una cena multitudinaria de recogida de fondos. Trataba de recaudar donativos de amigos y simpatizantes para su maltrecha tesorería, exhausta de tanto apoyar económicamente a jóvenes valores y de financiar nuevos trucos, que nunca acababan de salir bien y le costaban un dineral en indemnizaciones a las familias de sus protagonistas.

De manera que sus responsables anunciaron el alquiler del estadio olímpico con el que contaba la ciudad, convocaron de manera pública el acto promocional y, a los dos días, ya habían logrado vender –y a buen precio– todas las invitaciones.

Sigue leyendo

‘Cortos de Fondos’ 41/258

Mientras se arreglaba con desgana pensó que no perdía nada si expresaba en voz alta su disconformidad:

–”Me caen como el culo, cielo No sé por qué demonios tenemos que perder una tarde de sábado en ir a ver a estos dos a su casa, que encima está a tomar viento”.

–”Venga, hombre, que tampoco se puede decir que sean mis mejores amigos. Les soporto, y punto. Es más, por lo que pude apreciar la última vez que nos vimos, estoy convencida de que tampoco nosotros somos precisamente santos de su devoción. Apostaría cualquier cosa a que estarían encantados de la vida si descolgases el teléfono y les llamases ahora mismo para decirles que lo sientes, por lo repentino del aviso,  pero que no nos es posible ir…”.

Sigue leyendo

Cartelicos aleccionadores I

(Un resumen de los enviados a los amigos y conocidos en los últimos tres años)