‘Cortos de Fondos’ 69/258

La primera etapa de su vida como inventor aficionado, en las horas libres que le dejaba su trabajo de contable en un banco, la empleó en investigar la forma de concebir, diseñar y finalmente construir una máquina con la que fuese posible viajar hacia atrás en el tiempo.

Y tan convencido estaba de poder llegar a lograrlo algún día, que se juró de forma solemne a sí mismo que cuando al fin lo consiguiese el primer viaje que hiciese al pasado sería precisamente a ese momento concreto: al instante en el que estaba tratando de imaginar cómo sería disponer de un avance tecnológico tan revolucionario.

Sigue leyendo

El fútbol, ese deporte mediocre

Llegamos al final de la Eurocopa de ese mal denominado “deporte rey” –pues no es sino una extraña y multimillonaria versión del circo de payasos, trapecistas y titiriteros de toda la vida–, y no se me ocurre otra cosa para escribir hoy en este ‘diario’ que sobre fútbol. ¿Qué quieren? Es lo único de lo que nos han estado hablando esta semana los medios de comunicación a los que huíamos de la letanía de la crisis económica, las sudorosas temperaturas estivales o de la amenaza de del fascista gangoso que nos preside de hacer o decir algo que hunda aún más la moral del país. A pesar de que se trata de un deporte que, como espectáculo, es mediocre, y como entretenimiento, aburrido. ¿Cómo sino se explica que, después de 28 partidos disputados, y 28.268 pases dados, sólo se hayan conseguido 69 míseros goles?

Pero no voy a hablarles de eso, que resultaría demoledor. Se me ha ocurrido otra cosa para elucubrar. Y es que si la vida en general se pareciese al balompié hay algunas cosas curiosísimas que nos pasarían a los que nos movemos por la ciudad y hacemos constantemente cosas en la calle. Voy a contarles lo que sucedería si los ciudadanos de a pie nos comportásemos como les permiten hacer en los últimos tiempos a la mayoría de los aficionados al fútbol.

Sigue leyendo