Su abuelo debía de ser tan genial como el mío

Un corto. Una breve historia, filmada en ‘stop motion’ (una técnica de animación que aparenta el movimiento por medio de imágenes fijas sucesivas), que transmite no pocos mensajes. Por ejemplo, que no debe uno de prejuzgar a los demás, ni por su aspecto, ni por sus aparentes medios de hacer las cosas. Pero también que, como decía Kipling (“…si vuelves al comienzo del trabajo perdido, aunque sea la obra de toda tu vida…” / “…si pierdes y te lanzas de nuevo a la pelea, sin decir nada a nadie de quien eres o lo que eras…”) hay que superar los reveses de la fortuna y saber pasar página. En fin, un abuelo como los de antes. Como el mío…

Anuncios