Dirigir tiene su ciencia

Jefes ‘capullos’ los hemos tenido todos. Pero luego, cuando un día te toca a ti mandar, descubres que ni es oro todo lo que brilla, ni vale cualquiera para organizar y dar órdenes. Así que como Riccardo Muti sí que lo hace bien –al menos al frente de una orquesta, que no es poco–, su discurso, tras recibir un galardón, merece la pena. Aunque sólo sea para reafirmarnos en que nuestro inglés no es tan malo como pensábamos…

Anuncios