‘Cortos de Fondos’ 112/258

numero_112_alterfinesApuró la lata de cerveza, arrimó bien la silla y acomodó sus posaderas, antes de comenzar a teclear con vehemencia en su vieja Underwood. Primero la ‘A’ mayúscula, luego la ‘p’ y la ‘u’, a las que siguieron una ‘r’ y una ‘o’ acentuada. Al pulsar el espacio de rigor comprobó que la barra de baquelita negra continuaba “bailando”, y se prometió a sí mismo repararla tan pronto concluyese su nuevo libro.

Siguió con la ‘l’ y la ‘a’, un espacio, otra ‘l’ y otra ‘a’, más una ‘t’ y otra ‘a’, que precedían a la preposición ‘de’. Otra oscilación de la barra de espacios y de nuevo a la carga: una ‘c’, una ‘e’ y una ‘r’… hasta completar la palabra ‘cerveza’. Y tras la coma, arrimó bien la silla y acomodó sus posaderas, antes de comenzar a teclear con vehemencia en su vieja Underwood.

Primero la ‘A’ mayúscula, luego la ‘p’ y la ‘u’, a las que siguieron una ‘r’ y una ‘o’ acentuada. Al pulsar el espacio de rigor comprobó que la barra de baquelita negra continuaba “bailando”, y se prometió a sí mismo repararla tan pronto concluyese su nuevo libro. Siguió con la ‘l’ y la ‘a’, un espacio, otra ‘l’ y otra ‘a’, más una ‘t’ y otra ‘a’, que precedían a la palabra “cerveza”. Y tras la coma, arrimó bien la silla y acomodó sus posaderas, antes de comenzar a teclear con vehemencia en su vieja Underwood. Primero la ‘A’ mayúscula, luego la ‘p’ y la ‘u’, a las que siguieron una ‘r’ y una ‘o’ acentuada. Al pulsar el espacio de rigor comprobó que la barra de baquelita negra continuaba “bailando”, y se prometió a sí mismo repararla tan pronto concluyese su nuevo libro.

Siguió con la lata de cerveza, arrimó bien la silla y acomodó sus posaderas, antes de comenzar a teclear con vehemencia en su vieja Underwood. Pero de repente comenzó a sentirse cansado, muy cansado…

Anuncios

39 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 112/258

      • El agradecimiento es recíproco. Un ida y vuelta literario o artístico o meramente amistoso, es algo que no se puede dejar pasar (al menos como están las cosas hoy en día, donde parece que las cosas más importantes son la pancita de Shakira o los últimos goles de Messi).
        Un abrazo.

  1. La foto en el espejo, reflejando tu imagen en el espejo que refleja tu imagen en el espejo, que refleja tu imagen en el espejo, ad naúseam.
    Un abrazo, catedrático.

    • Sí, hubiese sido aterrador mirar su imagen en el espejo, apurando la cerveza y arrimándose para teclear, mientras él no hacía nada más que mirar atónito jjj

      Gracias por el contrafinal inédito, egregio: para eso están los verdaderos maestros 😳

  2. Añado mi comentario aquí. Tecleo la A, luego la ñ y después la a y la d y la o.
    Colosal.
    Qué bueno también el poema de Borges de más arriba.

    Abrazo.

  3. A esto creo que podemos llamarlo: “escritura cuántica”. No es simplemente genial, sino que yo estaba… y siguiendo el consejo de Dessjuest , me pongo a ello.

    • Cuantos, cuentos… ¿qué máx da? Que diría el mismísimo Planck (Max…) La energía no puede ser emitida, ni absorbida de forma continua, sino solo en determinados momentos y pequeñas cantidades. Y eso vale para el talento, la creatividad, etcétera.

      Abrazo (sobrio aún). El tipo de aquí arriba se está metiendo contigo 😉

  4. Pingback: ‘Cortos de Fondos’ 112/258 « muufi.com

  5. Un poquito bloqueado el escritor ¿No? y con la excusa de experimentar antes en carnes propias lo escrito pues cerveza va, cerveza viene, si es que algunos por darle al bebercio no saben ya que inventarse para justificarse ante sí mismos.
    Me he visto un poco en el día de la marmota versión etílica.
    Besitos

    • Tú siempre certera: “…el día de la marmota, versión etílica…” 😀

      (Más) besitos, P (que sepas que he votado otra vez por ti en un Starbucks: tramposo que es uno jjj)

  6. Una historia que narra cómo se escribió la historia que narra cómo se escribió la historia que narra cómo se escribió la historia que narra cómo se escribió la historia que narra cómo se escribió la historia que narra cómo se escribió la historia que narra cómo se escribió la… ¡ERROR FATAL! ¡MEMORIA SATURADA!

    Un abrazo 🙂 (Mientras reinicio el sistema)

    • En los antiguos Mac, cuando se te colgaba el sistema –con bastante más frecuencia de lo que presumen ahora…– aparecía una bombita, que maldita la gracia que te hacia.

      (Otro) abrazo, no tan ‘colgado’ jjj

  7. Jajajaja, él estará cansado, pero anda que el lector… Estoy agotada de leerlo jajajaj. Eres tremendamente ingenioso.
    Un abrazo.

    PD: Acabo de pasar por el comentario que me dejaste en tu corto nº 110. Y al volver a leerlo me doy cuenta de una confusión. Te cuento: Me informaste muy bien sobre la tilde de los “como” y que ahora vale igual con ella que sin ella, pero los acentos de los “porque” y “porqué” no eran lo que yo te recomendaba que revisaras (esa palabra sí sé cuando va acentuada y cuando no, menos mal, ufff) sino porque los pones “juntos” cuando en ese párrafo deberían ir “separados”. A ver te lo transcribo que sino te lío y me lío yo, tú dices en tu relato esto:
    “… y el camarero comprendió “porque” se había enamorado de ella; pero no “porque” ella le había correspondido…
    Pues bien, yo te decía que esos “porque” que pones juntos, en esa frase deben de ir separados, esto es, así:
    …” y el camarero comprendió “por qué “se había enamorado de ella; pero no “por qué” ella le había correspondido…”
    Pues na, era eso.

Los comentarios están cerrados.