Paloma va, paloma viene

De acueeeeeerdo, pelín morboso. Pero es lo que tiene la magia, si se junta con unas dosis de “humor negro”. La carita que pone la ayudante cuando se sienta en la caja, o el detalle de la última paloma, posándose grácilmente sobre la cimitarra, no tienen precio. Que me perdonen los espíritus más sensibles. El resto, a disfrutar y a echarse unas carcajadas.

Anuncios

21 pensamientos en “Paloma va, paloma viene

  1. Es cierto que tiene años, pero yo me lo he vuelto a pasar genial con el dichoso vídeo. además la cara de la “designada del público” cuando va saliendo al escenario y la cara de los de al lado, no tiene precio 😀
    Besazo

    • Siempre pasa esto con las imágenes que le hacen gracia a uno, que las vuelves a ver y te vuelves a mondar de risa. Es lo que sucede con las películas de los Hermanos Marx: anda que no hemos visto veces los mismos ‘gags’, y nos siguen haciendo reír a carcajadas.

      (Otro) besote.

  2. Como mago no sé yo, jejej, pero es el mejor hipnotizador del mundo: esa madre embarazada despidiéndose de sus hijos, ¡ya estaba hipnotizada antes de subir al escenario!! jejejejjeej, ¿cómo se entiende, si no?
    Aparte de ser el único truco que le sale, ¿quién más conseguiría no quedarse solo en la sala? 😆 😆 😆

    Besitos 🙂

Los comentarios están cerrados.