‘Cortos de Fondos’ 96/258

numero_96_alterfines(Dedicado a Jorge y a Dess. Ellos saben el porqué)

“A la vista de la recopilación exhaustiva de datos realizada, no queda más remedio que concluir que tuvo que tratarse de un error cósmico; uno de esos fallos absurdos que tiene hasta el más complejo y avanzado de los proyectos científicos; el más sofisticado mecanismo tecnológico. O dicho de otro modo, no es posible que a unos seres tan bestias como los terrícolas les correspondiese en suerte una maravilla de planeta como el que habitan. Más lógico sería pensar que les hubiera debido aguardar una especie de basurero galáctico, en algún pedrusco pelado que viajase sin rumbo por los confines tenebrosos del universo, en el que, ahí sí, disfrutarían como cerdos en una pocilga de fango maloliente.

Porque lo que resulta verdaderamente triste y conmocionador es pensar en lo mal que lo deben de estar pasando –en el supuesto caso de que no se haya extinguido ya– las deliciosas criaturas para las que inicialmente estaba pensado el planeta Tierra, y han debido de arreglárselas con un birrioso asteroide yermo en algún rincón perdido del cosmos”.

(Extracto del informe de misión –traducido gracias al inefable Google Translator– enviado por unas naves de reconocimiento a su base, situada en Sedna, a unos prudentes 135,000 millones de kilómetros del Sol, en el Cinturón de Kuiper. Aún no podemos llegar allí a echarlo todo a perder, y se plantean si eliminarnos para evitarlo en el futuro)

Anuncios

36 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 96/258

  1. ¡Ay estos seres humanos! ¡Siempre destruyendo cada lugar por el que pasan! Ni los tornados, vaya… Alguien tendrá que darles una lección 😉

    Saludos desde la silla rotatoria 😛

  2. En realidad sólo somos un experimento para descubrir las una y mil maneras más eficaces de acabar con un mundo hermoso. Sintámonos orgullosos de nuestro trabajo, las conclusiones salvarán al universo… seremos héroes, y nuestros nombre brillarán al las cósmicas calles de otros mundos.

    • En eso no nos gana nadie, ¿eh? Qué triste: ser recordados como los número 1 de la destrucción y el salvajismo. Aunque a lo mejor es eso lo que nos identifica como raza: el fin (pasar a la posteridad) justifica los medios (cargarnos el planeta). Olé.

      Un abrazo, Juan.

  3. Nos eliminan fijo, aunque si pudieran venir, te digo yo que al final se volverían como nosotros y se quedarían por aquí. Es el llamado síndrome de Estocolmo. Besos
    Ana

  4. Ah! Pero ese informe no incluye las Spain’s porque aquí todo va bien y se vive de tres pares de ovillos de lana (por no decir collons). No os preocupéis por nada seguro que Pedro J. lo estará investigando y en breve saldrá el complot en la prensa.

  5. ¿Y si fuera la reves?
    ¿Si este mundo que nos parece maravilloso y “lo más”, que estamos destruyendo y haciendo una ruina fuera realmente un planeta al inicio de su formación. En los primeros estadíos de evolución y nosotros los encargados de “cargárnoslo” para que por fín solo quedara lo que otros seres consideran que es importante?
    También nos eliminarían por lentos y torpes. Estamos tardando demasiado en “hacerlo habitable”
    Besazo

  6. Buenas.
    Sí, quizá sea un regalo que nos queda grande. No obstante me temo que el viejo planeta ha pasado ya por demasiados avatares para que no supongamos para él más que una leve molestia. El día que repare de verdad en nosotros le bastará con una leve sacudida de hastío para librarse de semejantes parásitos por siempre. 🙂

    Bonito blog. Y entretenido.

    (Ah, por cierto, el relato 90 es verdaderamente de sus autores. En concreto de dos veinteañeros que ya tenía casi olvidados. A pesar del tiempo transcurrido nos reconozco y veo que no teníamos mala mano del todo. Hiciste bien en conservarlo, amigo. Hiciste bien)

    • ¡Pero qué placer inesperado! El veinteañero que sí que conservó su inspiración y su estilo, de visita por este modesto pero gamberro lugar en la red… Lo que comentas de sacudirse los piojos es una teoría que mantienen los de la ‘gaia’ ( http://es.wikipedia.org/wiki/Hip%C3%B3tesis_de_Gaia ), cuyos miembros más extremistas hablan de la Tierra como ente con vida propia, y para el cual no somos más que, eso, roña epitelial 😉

      Un abrazo. Nos vemos pronto: en esa conferencia sobre Budapest…

  7. Pues si, no hay más, pero tras ver la entrada del amigo Miguel ya lo entiendo todo mucho mejor 😀

    Pero la verdad que la mitad de la población mundial da asco, tendríamos que estar yo y las mujeres, seguro que nos iría mucho mejor 😀

    Abrazos.

  8. Joder, como está el patio, anda todo el mundo por los espacios siderales estos días, se ve que lo de Marte inspira.
    Aunque me perjudique, reconozco que si yo fuera ellos no me lo pensaba mucho, y arrasaba, no tenemos remedio Alterio

    • La verdad es que va a ser cierto aquello de que la mejor prueba de que sí que existe vida inteligente en el espacio exterior es que no han querido saber nada de nosotros, jjjjj

      Un besote.

  9. yo siempre supe que soy de otro planeta… ah, Dolega también, que viene su familia espacial a llevarla de regreso a casa, que creo que es a 130,000 millones de kilómetros del Sol, en el Cinturón de Kastidá. Porque yo no soy como los otros, no señor… no señor…

    • Por supuesto que lo eres: una belleza como la tuya sólo ha podido nacer entre estrellas 😎

      Y ya he visto, ya, que a Dolega y a los suyos vienen a buscarles las naves de su planeta. No podían ser más que marcianos, jjjj

      Un besote.

  10. El próximo planeta en probarnos va a ser Marte. Ahora que sabemos que hay agua, pues a secar el planeta o a contaminar el agua, una de dos, lo que mas nos pique.

    • Hombre, las condiciones de Marte no son muy hospitalarias: lo malo va a ser cuando tengamos capacidad de llegar lejos; verás tú las que vamos a organizar por ahí. Si no nos eliminan antes.

      Un abrazo.

  11. ¡No me digas que mi anterior comentario se ha ido a la cola de spam! Con lo bueno que era. A ver esa memoria.
    Bien, primero agradecer que me hayas dedicado este relato, no como Dess, que es un Dessagradecido 🙂
    Rodeado de cajas caducadas de Amoxicilina, blisters de Ibuprofeno y miríadas de pañuelos de papel usados gravitando en torno a mi apéndice nasal como los anillos de Saturno, hoy mi visión del mundo, cómo decirlo, no rebosa optimismo. Pero estornudos aparte, y poniéndome en la piel (si es que los habitantes de Sedna tienen piel) de los sednitas, yo consideraría seriamente la eliminación, como profilaxis, de los terrícolas. Ya se sabe, más vale prevenir…
    Te enviaría un abrazo, pero me temo que esto es contagioso.

    • Espero que te encuentres ya mucho mejor, compañero. ¿Te has parado a pensar –ahora que hablamos de bacterias y de acabar con civilizaciones– que en nuestra llegada a América, lo que no masacramos con la espada y la cruz, se encargó de eliminarlo las muchas enfermedades que llevamos al continente y que ellos no conocían?

      Así que no estornudes cerca de este comentario 😉

Los comentarios están cerrados.