‘Cortos de Fondos’ 92/258

numero_92_alterfinesEl calor era insoportable. Llevaba caminando largo rato bajo un sol de justicia y estaba empezando a lamentar no haber sido más generoso en su última ingesta de agua, pues al ritmo de marcha que se había autoimpuesto para alcanzar su objetivo no duraría mucho en aquel infierno.

Le sobraba la ropa y el calzado, pero sabía que caminar descalzo –en caso de poderse hacer, que estaba por ver en aquel suelo terrible– sería aún peor; y aligerarse de ropa no podía traerle más que problemas con la fauna local. No había quien cambiase aquel lugar: era llegar la época estival y ningún ser vivo parecía capaz de soportar las temperaturas diurnas.

Así que decidió cambiar de acera y cruzarse a la de la sombra. Por lo menos llegaría a la oficina sin sudar a chorros. Era lo que tenía quedarse a trabajar en Madrid en agosto.

Anuncios

38 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 92/258

    • Es que no veas qué gente más rara hay en Madrid un 27 de agosto, domingo, a las seis y media de la tarde caminando por la acera del sol… Para hacerles un relato 😉

      (Otro) besazo.

  1. No creo que allá por aquellos rumbos lleguen a estar como en mi natal Veracruz, sensaciones térmicas de hasta 50°C en el verano 😀

  2. Como me dijo una vez un chadiano “je te demande de supporter la chaleur”, es decir “te pido que aguantes el calor”. Aquel sms me hizo soltar una carcajada en su día y todavía me sonrío cuando pienso en ello jaja.

    Por cierto, que yo me pedí la “A” y el Dess la “E” (tic, tac, tic, tac) 😉

    Un beso templado

    • Le ponía yo al chadiano en Oslo, a -18º 😉 Pero supongo que te lo pedía con toda su buena voluntad, ¿no? Él no puede evitar que su tierra soporte esas temperaturas, y desearía ser un buen anfitrión, preocupándose por su invitada…

      Yo también ‘A’. Vamos ahora con el número de letras, ¿no?

      (Otro) beso (pero éste, refrigerado)

      • jaja si yo te contara! (de los chadianos)

        El mio

        _ A _ _ _ _

        Me remito a mi comentario anterior en otra entrada respecto al tuyo para que me digas donde va la tuya!

        Un abrazo

          • Igual me animo un día. Mandaba “newsletters” a mis amigos y familiares con regularidad contándoles mi experiencia en el Chad así que tengo material de sobra. He pensado en publicarlas en el blog pero cuento cosas personales y doy nombres, así que tendría que editarlas para respetar el derecho a la intimidad de los demás…

            Besos frescos

            • Plantéatelo, tachando como tú dices lo que proceda, porque deben ser historias que merecen la pena.

              Mi voto ya lo tienes. 😉

              (Más) besos (pero lo siento: estos son sudorosos, porque acabo de pedalear 25 kilómetros…)

    • No puedo, Inma, no puedo: quiero volverme al Sur, donde nunca pasa nada grave, y si pasa no importa; donde se respira otro aire, otra tranquilidad. ¿No sabrás de algún mecenas o así que nos quiera ‘adoptar’ a ambos: a tí, para que le ponga la cabecita loca con tus entradas esas que tratan 42 temas al mismo tiempo 😉 y a mi con mis microrelatos para acabar de volverle tarumba?

      Digo yo, vamos. Un besote, fermosa.

  3. Con el trauma de la vuelta al trabajo eres más previsible. Esta vez no he pensado cosas raras, sino lo que ha terminado siendo.
    Venga que ya has pasado lo peor.

    • No creas que no me cuesta, no. Cuando no encuentro el que busco, lo hago yo con Photoshop y estas manitas 😉

      (Lo de 258 es una larga historia: había que elegir un número; es decir, tenía que ponerme una meta, que fuese relativamente asequible, y no me gustaba 365 porque son los días del año. Tampoco quería una cifra redonda, como 200 o 400, porque los ceros siempre me han dado mal rollo. Así que, descartados el 175, el 283 y el 342, me salió el pobre 258. Y lo adopté. ¿A ti no te gusta? Ah, ya sé: hubieras preferido el 666 😉 )

      Besos.

Los comentarios están cerrados.