‘Cortos de Fondos’ 91/258

numero_91_alterfines“Ya ha sufrido por el negocio familiar, entregándole los mejores años de su vida, más de lo que era razonable esperar”, inició la conversación, sobre proporcionarle a su padre un final adecuado, el menor de sus hijos. Los cinco se encontraban reunidos al pie de su cama, en el hospital, mientras el anciano permanecía inmóvil, con los ojos cerrados.

“Y lo ha hecho siempre con dignidad, no postrado en una cama de hospital, a merced de toda esta panda de matasanos”, concluyó su alegato, a sabiendas de que un poco de gesticulación, otro de firmeza y algo de afectación calculada terminaban siempre por convencer a los indecisos.

“Tienes toda la razón”, despertó de su ensimismamiento su hermana. “Miradle, por dios. No dice, ni hace nada; no podemos esperar que decida por sí mismo acabar con todo. Creo que lo mejor será que hablemos con un especialista, para averiguar si es legal que nosotros tomemos la decisión. Y en caso de ser así, voto por que no lo demoremos ni un día más. Porque esta situación nos está matando a todos. ¿Enrique?”, terminó, incitando a su hermano mayor a que se pronunciase de una vez, antes de que el viejo, que había tosido levemente, despertase de su cabezada vespertina, y tuvieran que volver a posponer el apartarle legalmente de la dirección del consejo de administración.

(Hoy estaré todo el día conduciendo, de vuelta a Madrid. Así que me temo que no podré estar muy atento ni a responder a los comentarios en mi ‘blog’, ni comentar en los vuestros. Sed prudentes)

Anuncios

44 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 91/258

  1. no sé cuál sea la solución a unos hijos así… ser buen padre a veces no es suficiente, yo por eso me lo gasto todo por si las moscas 😛 buen viajeeeeeeeeeeeeee

    • Bien hecho. Hay un dicho por aquí que es “lo que han de comerse los gusanos, que lo disfruten los humanos”, que vale de cohartada para darle placer al cuerpo, y que luego “te quiten lo bailado”.

      Buen consejo, fermosa. Un besote.

  2. A ver amigo, es imperdonable por tu parte, no poseer la habilidad de conducir y responder a los comentarios del blog. ¡Como se nota que no eres de esta generación!
    Estoy con Marga. Que el día que me muera, solo puedan preguntarle al del banco una cosa: ¿Cuanto debemos? 😀
    Besazo

    • Los adolescentes –que es a quienes te refieres, gamberra–, por el mero hecho de serlo, deberían ser severamente castigados. Como bien sabes. Por ejemplo, en horas de estar sin conexión a la red 😉 Es como cuando a nosotros nos castigaban al borde de la piscina, a ver bañarse a nuestros amigos, y pendientes del reloj como los jugadores de waterpolo o balonmano, en los que hay expulsiones temporales 😉

      De acuerdo con lo de dejar algunos consejos (no muchos, para no ser pesado) y poca ‘pasta’. Cada uno ha de labrarse su futuro.

      (Otro) besazo.

  3. No se a que viene tanta divagación. La respuesta esta clarisima! 🙂
    Conduce con cuidado… o haz que conduzcan con prudencia.
    Hasta tu vuelta.

  4. Estos niños de hoy en día… Menos mal que si algún día tengo hijos y no cumplo con mi objetivo de la inmortalidad, solo heredarán deudas, lo que me voy a reir en la tumba.
    Conduce con cuidado y que los demás también lo hagan que a veces las cosas no vienen por uno sino por los demás.

  5. Magnífico relato, yo pensando ya en comentar algo sobre la eutanasia y el documento de voluntades anticipadas y haces un cambio genial. ¡Hasta la vuelta!

  6. Le he dado a “me gusta” y mi cara ha aparecido junto a la de Dessjuest. Para terminar de redondear la cosa, resulta que mi opinión sobre tu relato coincide exactamente con la suya (ver más arriba). Comienzo a pensar que nuestros destinos están unidos.

      • Debería cambiar mi foto por una de esas en las que salgo asquerosamente feo, pero reconozco que para hacer eso me hace falta carácter.
        Mi novia fue la primera en inscribirse en mi exclusivo club de fans. No pude evitar contarle que estaba conociendo a algunos escritores realmente buenos a través de wordpress y, como es lógico, ha sentido la punzada de la curiosidad.

        • Es que hace poco una chica hizo un comentario en mi blog que me hizo pensar que era tu novia, mera curiosidad.

          Y olvídate, creo que tú tienes más complicado salir feo en una foto que salir yo con pelo.

          Hoy he ido a renovar el carnet de conducir, ahora te hacen allí mismo la foto, el tipo se ha desesperado intentando sacarme guapo 😀 al final ha dicho, “a tomar por culo” y le ha dado al disparador sin mirar.

    • ¡Niños, que os he dicho de correr por los pasillos del blog! 😀

      He intentado separaros en el ‘me gusta’, pero me temo que WordPress sabe, como yo, que estáis condenados a entenderos: como toda la gente de bien.

      Os aprecio. Un abrazo, si eso.

  7. Es lo que tienen estas situaciones, que como no te puedes llevar tus bienes, aquí se quedan para fastidiar a tu hijos, entre ellos. A ti mientras tanto la decisión que tomen por ti, ellos, no creo que ya te perjudique demasiado. Los padres estamos solo para poner en apuros a los hijos, nos empeñamos en educarlos, para cuando son pequeños…
    Es broma, bonito relato, como muchos.

    • Gracias por decírmelo. Deja tu huella más a menudo, que se agradece.

      Y tienes toda la razón en que, en las relaciones padres-hijos, nunca llueve a gusto de todos.

      Un abrazo.

  8. Como siempre, tus relatos me hacen pensar lo que es la vida… Espero que hayas llegado bien de tu viaje.
    En cuanto a lo que me has dicho en un comentario de si voy a publicar tu entrada sobre tus blogs preferidos entre los que me encuentro, lo que suelo hacer cuando me nombráis alguno es daros las gracias personalmente como hice. Te lo agradezco de nuevo y de verdad que no merezco tal honor. No suelo hacer entradas de ninguno y si lo hiciera sobre tí menospreciaría a los demas . Lo entiendes ¿verdad? Espero que no te moleste y seguiremos leyéndonos. Besos
    Ana

Los comentarios están cerrados.