‘Cortos de Fondos’ 88/258

numero_88_alterfinesEstaba siempre a mi lado. No había forma de que me dejase hacer algo, sin que su presencia condicionase todos mis actos. Y a veces no me importaba, porque pasaba desapercibida. Pero hay días en que uno no está de humor para nada; esas veces que difícilmente te soportas a sí mismo, como para estar pendiente de ella… Si trataba de evadirme con una actividad manual, como regar el jardín o reparar el coche, era la primera en apuntarse; si por el contrario mi idea era concentrarme en la escritura o relajarme con un buen libro, en la terraza, allí estaba ella la primera.

Era incansable, parecía inasequible al desaliento; pero yo estaba decidido a tener mi propio espacio, sin que nada ni nadie me arrebatase ese derecho. Y a punto de irnos a la cama di con la solución.

No hay sombra que sobreviva al apagar la luz.

Anuncios

40 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 88/258

  1. !Qué bueno, Alter!
    La mariposa me ha despistado ( y el 88 ni lo he visto) y el final, ha sido más asombroso…Te iba a decir que, tranquilo, que aunque te persiga una mariposa , viven sólo 24 horas…; – )
    Abrazos.

    • Tú, que eres una gran amante de las imágenes interpretable, sabrás que no pude resistirme cuando buscaba un 88 chulo y ví esta fotografía. Es genial, ¿verdad?

      (Más) abrazos (con sombra)

    • Créeme, Macondo: estuve puliéndolo y puliéndolo porque yo también tenía la sombra de la perra detrás de la oreja (que raro ¿verdad? detrás de la oreja se suelen tener mugre y otras cosas, pero no canes…). Pero si me dices que al final lo logré me haces feliz.

      Cervecita fresca debida, ¿vale?

    • De todos modos, anécdota va: de crío leía a un gran creador de enigmas criminológicos. Era fantástico, y siempre te dejaba patidifuso con la solución al caso. Un día, comenzó el relato diciendo que no se encontraba muy inspirado, y que por lo tanto iba a dar facilidades al lector en lo de acertar con el culpable. El caso es que –como te ha pasado a tí– decías “no puede ser tan fácil”, y pensabas “el culpable no puede ser el mayordomo”. Así que buscabas y rebuscabas otros posibles asesinos. Bueno, pues al final el mayordomo era el malo del relato… Genial, ¿no te parece? Tú mismo manipulas a tu lector habitual para que se despiste y no dé nada por sentado…

      Así que el día menos pensado te sorprenderé, no lo dudes 😉

      (Otro) abrazo (criminológico)

    • Lo pensé, no creas, pero lo mío son los microrrelatos. Borges decía que era un ejercicio fútil llenar páginas y páginas describiendo personas, paisajes, objetos… cuando el verdadero intríngulis está en la acción.

      Un saludo. Y bienvenido.

    • Es que no acababa de tenerlas todas conmigo de que pudiese parecer una mujer. Y menos con lo ‘malpensados’ que sois 😉

      (Por favor, léete mi respuesta al comentario de Macondo)

      (Otro) besazo

  2. Excelente… no hay sombra que sobreviva al apagar la luz. Excelente… si hay sombras es que ahbrá luz, mejor frase de autoayuda no veo. Deberías hacerle un cartelito y ponerla en el facebook etiquetando a Dolega 🙂

  3. Desde que te sigo tengo curiosidad por saber a que se refieren los numeros de tus cortos de fondo. Por que 258 y no 3.854, por ejemplo? 😀
    Muy bueno. Cada vez te odio mas. Deja ya de superarte a ti mismo o se cometera un crimen en la blogosfera!

    • Es lo que tiene haber estado siguiendo a una máquina. En realidad soy Hal 9000: “Buenos días, Adwoa. ¿En qué puedo ayudarte?” 😉

      (Lo de 258 es una larga historia: había que elegir un número; es decir, tenía que ponerme una meta, que fuese relativamente asequible, y no me gustaba 365 porque son los días del año. Tampoco quería una cifra redonda, como 200 o 400, porque los ceros siempre me han dado mal rollo. Así que, descartados el 219, el 383 y el 432, me salió el pobre 258. Y lo adopté. ¿A ti no te gusta?)

      Un besote

      Un besote.

      • Gracias por la aclaración, Hal 9000 😀
        Los números, aunque siempre se me dieron bien, ni me gustan ni me dejan de gustar (excepto el 69, se entiende). Prefiero las palabras. Doscientos cincuenta y ocho me parece mas atractivo que 258. Cuestión de gustos, supongo.
        Y te has puesto también una fecha limite para alcanzar los 258 cortos? Estoy realmente intrigada, ej. de donde surgió la idea, si los tienes ya escritos o si los vas escribiendo sobre la marcha, etc (ya he dicho en otro sitio que a cotilla no me gana nadie).
        Es la sección que mas me gusta de tu blog. Que lo sepas 😉
        Muchos muacas.

        • Pero… todas esas preguntas requerirían al menos una cenita rica-rica, a la luz de unas velas.

          Oye (no es por cambiar de tema, sino por eludir la respuesta) ¿cómo va lo de los nombres? ¿nos puso Dess alguna letra del suyo?

          Muacas recibidos y (debidamente reciclados) enviados por duplicado.

          • Es lo malo de hablar con máquinas: no existe comunicación por mucho que una se empeñe 😛

            No, que yo sepa, así que yo voto por otra “A”. En cuanto me lo encuentre (cosa que creo no me costará mucho esfuerzo) le informo, para que me ponga una soga al cuello… o no. cuántas letras tiene el tuyo, por cierto? O eso tampoco me lo chivas.

            Sé feliz.

            • Vamos a tener que abrir una entrada para nosotros tres con este tema, aunque ayer alguien más preguntó por ahí si me llamaba de verdad Alterio 😀

              Si consigues centrar al ‘paisanote’ te chivo que mi nombre tiene cinco letras, ¿vale?

              Un besote (soy feliz cada vez que me lías)

  4. ¡Esa presuntuosa sombra! Se cree mucho por ser negra y bidimensional. Como si fuera motivo de vanidad…

    Muy buen mini-relato 🙂

Los comentarios están cerrados.