Todo un ejemplo de honradez

La ética lo es todo en la vida. Y el que no esté de acuerdo con la frase anterior, o dude de su veracidad, pero desee seguir leyendo a ver por dónde van los derroteros de esta entrada, sea bienvenido. Invito está incluso a dejar clara su postura en los comentarios de ahí abajo…

Lo que traigo hoy a colación es a Gilbert Allen Meche, más conocido entre los estadounidenses –y entre la inmensa comunidad hispana que sigue el mundo del béisbol en toda Centroamérica–por Gil Meche. Más de uno se preguntará, y no sin razón, ¿por qué habría de sonarles este ex ‘pitcher’ (lanzador) diestro, que hasta hace un año jugaba en la Major League Baseball, y a quien diversos problemas de espalda obligaron a retirarse la pasada temporada, con apenas 32 años de edad? Pues ánimo, que enseguida voy a explicar el porqué.

Su contrato con los Kansas City Royals, como el de toda “estrella” estadounidense de los cuatro grandes deportes de equipo que es escogida en primera ronda del ‘draft’ (lista de refuerzos universitarios para la temporada siguiente), era multimillonario. Pero el bueno de Gil decidió rescindirlo voluntariamente, y devolver los 12 millones de dólares (unos 9 millones de euros, al cambio) pendientes aún de cobrar, y a los que tenía derecho estuviese en su mansión, tumbado en una hamaca frente a la piscina, o jugase tres partidos semanales como el resto de sus compañeros. Incluso, si no daba una a derechas y sus bolas eran todas bateadas sin excepción… “En cuanto empecé a darme cuenta de que no me ganaba el dinero, comencé a sentirme mal Estaba cobrando una cantidad enorme de dinero… y ni siquiera lanzaba; así que honestamente no creía que lo mereciese”, comentó cuando tuvo que empezar a conceder entrevistas para explicar lo curioso de su proceder.

De hecho, describía su ético comportamiento de devolver aquello que no se estaba ganando, “no como una heroicidad, sino como una vuelta, un regreso al punto de mi vida donde me sentía bien, cómodo conmigo mismo. Cobrar esa cantidad de dinero de un equipo que ya me había dado más de 40 millones de dólares no era sencillamente correcto”. Ahí queda eso. A ver a cuántos Cristianos Ronaldos vemos llevar a cabo un gesto siquiera similar.

Seguro que una conducta tan digna no ha pasado desapercibida en ningún país del mundo. Pero ¿qué quieren que les diga?, en España, donde tenemos directivos de entidades financieras que dedican sus últimos esfuerzos laborales a “blindar” sus culos con bonos multimillonarios, después de haber contribuido a hundir los bancos y cajas de ahorro en los que decir que trabajaban es un verdadero chiste; aquí, una decisión así de ética nos deja ese buen sabor de boca de pensar que por lo menos sigue existiendo buena gente, aunque tengan otro escudo en su pasaporte.

Anuncios

25 pensamientos en “Todo un ejemplo de honradez

  1. Aquí no veríamos eso porque si lo hicieran, serían tachados de idiotas.
    Es una cuestión cultural. Igual que el multimillonario que dona a su universidad ó al hospital que le atendió. Es conciencia colectiva.
    Besazo

    • Creo que sí, que los anglosajones tienen un sentido diferente de la generosidad. Sin embargo, míranos a los españoles: somos el primer país del mundo en donaciones para transplantes de órganos.

  2. Supongo que mantenerse fiel a sus principios, seguir siendo uno mismo, defender los valores en lo que crees y luchar por aquello que crees merece la pena, debe ser lo primero que se pierde cuando te cruzas con el Poderoso Caballero. Aunque también los hay que no se encuentran con él y son decir así y actuar asa…
    Por desgracia demasiados para nosotros y no todo son banqueros.

    Un saludo

  3. Aquí?? jajajajaja, hacer eso aquí??? jajajajja………panda de chorizos!!
    Con la boca abierta me he quedao!!
    Fíjate que me da que ese tipo debe de ser inmensamente……feliz? O por lo menos debe dormir de agusto…. ¿no crees?
    La verdad que buen sabor de boca si queda, si.
    Besos

    • Es un ejemplo. Y a las buenas personas nos emocionan estos gestos. Lástima que no cundan… Como canta Silvio Rodríguez: “Lo más terrible se aprende enseguida, y lo hermoso nos cuesta una vida…”.

    • Es triste sí, pero ya sabes cómo somos los periodistas: que un hombre muerda a un perro sí que es noticia; al revés, no…

      Y el que vea esta postura como la de un gilipollas debería de hacérselo mirar, ¿no crees?

    • Por desgracia. Pero parece el signo de los tiempos que corren. Menos mal que quedamos unos cuantos (¿pocos?¿muchos, pero silenciosos?) que nos emocionamos con estas coas.

  4. Una escena de “Cinderella Man” me recuerda esto, cuando el prota devuelve lo que los servicios sociales le dieron cuando estaba en la indigencia, ejemplos, reales, ficticios, pero cuando es noticia o te fijas es porque son excepciones.

    • La ética tiene esas cosas, Dess: si crees que algo no te corresponde, te ‘quema’ en las manos (o en la cuenta corriente). Es lo que te enseñaron tus padres: puedes ser pobre, pero siempre, siempre, honrado.

  5. No se….Tengo tendencia a pensar que la ética, la honradez, los principios, abundan bastante más entre los que tienen bastante menos
    Y si no…. pensemos, recordemos, en cuando hemos oido , leido ,visto en las noticias, del taxista que encuentra uan cartera en su taxi. Y la devuelve.
    O la señora que se encuentra algo valioso mientras limpia, .Y lo devuelve.
    La honradez existe pero es directamente proporcional a los principios en los que nos han educado.
    Besitos

    • Exacto, Azo. Se lo decía a Dess: los principios que te han inculcado lo son todo. ¿Sabes qué pasa? Que muchas veces los que tienen, y dan, no quieren que se sepa que lo han hecho: esos son los verdaderos benefactores, no los que llaman corriendo a la prensa para que fotografíen el momento en el que donan el cheque.

  6. Bueno, todo es relativo, incluso la ética. Se pueden poner mil ejemplos de que no siempre conviene ser ético (con esto no quiero decir que este en contra de esa primera frase) y que este ejemplo es uno de los muchos que abundan. Pero también creo que los que tu nombras cubriendo su culo, tienen el poder y no casa con ética ni de coña!
    Besos!

    • De acuerdo, Nieves, pero mira como en otras partes los políticos tienen una actitud diferente, probablemente porque allí la gente no les permitiría actuar sin principios: recuerdo al ministro de Defensa alemán ese que dimitió el año pasado cuando comprobaron que había plagiado su tesis doctoral…

    • El tipo lo expresó con enorme sencillez: “…no era sencillamente correcto”. Que un multimillonario –y encima, “nuevo rico”– reconozca aún lo correcto, y sepa diferenciarlo de lo incorrecto, y obrar en consecuencia, es, como muy bien dices tú, para creer que queda solución para los humanos.

      Un beso.

  7. Vengo directamente sin pasar por los comentarios que luego me pierdo.Yo de ese señor digo que ¡Ole sus cojones! y que una estatua sería poco, que su historia debería estar en los libros de texto en especial ese para la ciudadanía. Que de conferencias y explique porque el dinero no lo es todo en la vida. Los nuestros? unos mindundis apalancados a la gran teta del estado o de la fama. Como dice el Herrera ” en este país es que no entra un tonto más”.

  8. No sé, soy un poco escéptica, no me creo tanta nobleza… puede que sea verdad y su honradez sincera, pero me guardo mi margen de “malpensada”

Los comentarios están cerrados.