‘Cortos de Fondos’ 74/258

numero_74_alterfines

Recuerdo perfectamente el día en que mi padre cumplió su promesa de llevarme a ver mi primer partido de fútbol en un estadio de verdad. El de mi equipo. Era el día de mi noveno cumpleaños, e iba a hacer realidad el sueño de cualquier chaval: tener a mi delantero centro preferido sólo unos metros de distancia.

Y eso que el tiempo no acompañaba en absoluto, pues el día había amanecido nublado, y a medida que transcurría la jornada el firmamento se iba ennegreciendo poco a poco. Justo en el momento en que ocupamos nuestras localidades, aquellas enormes nubes oscuras comenzaron a descargar; primero de un modo tranquilo, aunque constante, y después, a poco de empezar el encuentro, de manera atroz.

Tampoco ayudaba el hecho de ser el único niño entre tanto hombre adulto, vociferantes unos, malolientes otros, y todos en general –salvo mi padre y su amigo Pepe–poco atentos a las necesidades de un chaval, e incluso hoscos y ceñudos ante la presencia de un intruso en un mundo hecho a su medida. Un ambiente en el que tampoco abundaban las mujeres, y donde pagarla con el pobre árbitro, y por supuesto con el equipo contrario, servía de válvula de escape para las frustraciones de la vida cotidiana.

Pero lo peor vino cuando mi jugador favorito, aquel a quien emulaba cada vez que me ponía a darle patadas a cualquier objeto esférico por los pasillos de casa o en el patio trasero, mientras fingía retransmitirlo todo al estilo radiofónico, logró zafarse de sus dos defensores y preparó la carrerilla necesaria para rematar de cabeza un saque de esquina. Cientos de adultos se pusieron de pie al unísono, impidiéndome, con sus gabardinas y sus paraguas, disfrutar del gol de cabeza que, además de significar la victoria ante nuestro rival al título, ha pasado a los anales de la historia del fútbol como uno de los de más bella factura.

Recuerdo perfectamente el día en que decidí no volver a interesarme nunca por el fútbol.

Anuncios

35 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 74/258

  1. Hola un post muy entrañable amigo nuevo, me has llevado a antiguos tiempos porque yo soy rarita he iba con mi padre a todos los partidos, ya que él era el presidente del equipo de mi pueblo, ajajajajaja a mi me encantaba estar entre hombre, y era muy niña!! por eso ahora me gusta tanto el fútbol
    saludos felices vacaciones
    Carmen gaviota

  2. Entonces te corre el mismo tipo de sangre que a mi por las venas… esto del furbo y los toros, se lleva o no se lleva y en mi caso voy ligero de equipaje.

    Salu2 prevacacionales.

  3. ENTRE OTRAS COSAS, LA VIDA TAMBIEN ES PACIENCIA, Y TOMAR SABIAS DECISIONES COMO LA DEL PEQUEÑO…

  4. Es que lo sucedido desde el punto de vista ( y la estatura ) de un crío, se magnifica ..
    Yo aprendí a interesarme por el futbol de bien mayorcita, y m sigue gustando. El fútbol como deporte en si mismo es bello ,por cuanto de lucha ,entrenamientos y sacrificios lleva.L o que ocurre es q con demasiada frecuencia usamos generalizaciones que nada tienen que ver con el deporte .
    Un beso

    P.d( Leyendote, creia ver a Don Matias frente al microfono jaja)y el NODO

    • Tienes razón: por el mero hecho de sucederle a un chaval, parece que la cosa es tremenda. Y tampoco es para tanto.
      (Y tienes razón: a veces, uno no puede olvidar que se crió escuchando “Carrusel Deportivo”)

  5. Por lo menos el chaval creció pero, y l@s que nos quedamos retacos, qué?
    Gracias por otra entrada buenísima. Creo que voy a dejar a un lado lo de los favoritos porque ya estoy empezando a perderme con tantos 😉

  6. Recuerdo la cara de mi hijo la primera vez que lo llevó su padre al futbol con ocho años, al Bernabeu de sus amores y venía, que a las dos de la mañana lo tuvimos que amenazar que ó se callaba ó no volvía nunca más a ir…. jajajajaajja

  7. Que putada, pobre crio pero eran los hombres de los 60 o me equivoco. No hay algo de biográfico en el texto. Me encantan las imágenes que creas para mi ( otros harán las suyas) esta la he visto en blanco y negro porque yo recuerdo la vida de los sesenta en blanco y negro los setenta ya entraron en color, los colores hipies, mis colores no por que me sienta hipie sino porque acabo con el blanco y negro. Creo que de esto no iba tu micro, ya ves saliendo por peteneras, es lo que tiene dejarse llevar. Un beso retrospectivo

    • Me encanta que os dejéis llevar en los comentarios –¿para qué son, sino?–, porque acabáis proporcionando (a mí, o a otro) mimbres para un futuro cesto. Y para que veas que no es coba: de los comentarios saqué otro microrrelato sobre críticos, como el de antes de ayer.

      Entre todos somos la leche, murimar. No te quepa duda.

  8. Pobre niño, si es que donde mejor se ven los partidos es en la tele, o escuchados por la radio. Mi primera vez en el campo, estaba en la parte mas alta, donde no se ven jugadores, solo hormiguitas. De todas maneras nunca me ha interesado demasiado el futbol, en el colegio siempre me ponían de portero y aquella experiencia de pasarme una hora y tres cuartos en un campo, con frío que hacía, sin poder ver nada, y aburriéndome, me quitaron ya todo el interés que me quedaba en aquel deporte.

    • Totalmente de acuerdo, Aitor: mira, yo soy muy amante del rugby, y por extensión, en los últimos años, del fútbol americano. Y sé positivamente que cuando vaya a ver un partido del Seis Naciones o de la NFL, como me tocará en lo alto de un segundo anfiteatro, y encima esquinado, veré los ensayos o los ‘tuchdowns’ que toquen cerca de mi área, y poco más. Ahora, que la experiencia va a ser cuasimística, jjj Sobre todo la confraternización con la hinchada local en el pub más cercano.

  9. gracias a buda, otras tardes llegaron. primer flash. Era Scifo? le cascamos 6? maldita memoria…no fueron 4. ya no me acuerdo. esto empieza a joder (con perdón)

    • Tienes que hacértelo mirar, abuelete (con hija en edad de merecer).

      Oye, truhán, ¿te acuerdas que tú y yo vimos una final de Copa en el Bernabeu, entre el Castilla de Gallego, Michel, etcétera, y el Madrid?

      • redios, cierto, curioso partido lleno de datos “históricos”, pero yo me refería a copa de europa, madrid/anderlech, sino recuerdo mal…

  10. Si es que estamos predestinados! El fútbol es… Bueno, mejor mantengo los dedos quietos que mi bocaza mas de un lió me ha provocado y no es cuestión de que me partan las manos también jejejeje.
    Saludos infernales (otra vez)

Los comentarios están cerrados.