‘Cortos de Fondos’ 70/258

numero_70_alterfinesYo tenía un recuerdo antiguo. Nada, una cosa pasajera, sin demasiada relevancia. Pero como tantas otras cosas en esta vida, con el tiempo, tal vez merced a contárselo a unos y otros, empezó a crecer. Y yo, la verdad, comencé a cuidar de él; a darle más y más importancia, mientras lo comentaba aquí y allá.

Aprendí también a embellecerlo, a añadirle algún que otro detalle donde lo necesitaba; a adornarme en su relato para suscitar el mayor interés posible en mis auditorios. Y sí, cada día era más hermoso, y estaba verdaderamente orgulloso de él. Hasta tal punto que llegó a convertirse en el recuerdo más importante y maravilloso de mi vida.

Así que le dedico la mayor parte de mi tiempo y mis esfuerzos para que siga creciendo, y para protegerlo de su único enemigo: la realidad.

Anuncios

21 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 70/258

    • Un recuerdillo de nada. Pero ya sabes, te pones a regarlo y a decirle lo ‘bonico’ que es, se empieza a venir arriba, y acabas pensando que fue más de lo que realmente fue…

  1. “I no es maco això?” Y no es bonito esto? Pues claro que sí, nada como tirar del hilo y formar algo que te guste, y así poquito a poco los recuerdos se convierten en una realidad con nombre y apellidos… los tuyos.

    • Claro que sí; si yo no digo lo contrario. Solo que a veces, al pensar si realmente eras tú el que salía en la foto de la Conferencia de Yalta, detrás de los tres grandes personajes de la Historia, con el rostro tapado por la cara de quien posa orgulloso detrás de Roosevelt, no te queda más remedio que acordarte que ese día tenías dentista y te fue imposible viajar a Crimea… Así que has estado contándole un cuento chino a tus hijos, a tus nietos, a los amigos de la oficina y hasta a aquella novieta que tuviste durante la ‘mili’ en El Puerto de Santa María 😉

      • No dicen que la cara es el espejo del alma…? Pues si viste en sus caras la emoción y el arraigo al contar esas historias, bueno es, así por lo menos tuvieron algo más que una alegría. Recuerda que cada vez que Víctor Solsona sale al balcón con el Papa, nadie sabe quien es ese que va vestido de blanco…

        las historias están para ser contadas y los cuentos para ser vividos, o tal vez era todo lo contrario…?

        Buenos días, hoy como corresponsal para la BBC.

  2. Pues sí, totalmente cierto, además de bien contado, suele decirse que si cuentas una historia a uno, este a otro y así sucesivamente lo que le llega al último no tiene nada que ver con lo original, pero es que nosotros mismos modificamos a nuestro antojo los recuerdos, olvidando unas cosas, añadiendo otras, las cosas divertidas las aderezamos con más cosas divertidas, las tristes las ennegrecemos, el polvo cutre que echaste borracho pasa a ser digno de peli porno.

    Genial jefe.

    • Genial tú, Dess, que siempre tienes una palabra de apoyo.
      Serías capaz de hacerte los cincuenta y pico kilómetros de una contrarreloj, altavoz en ristre, dando ánimos al ‘farolillo rojo’ de la carrera, aun a sabiendas de que no tiene nada que hacer para rebajar esas 26 horas y 34 minutos que le saca el ‘maillot amarillo’ ;D

      • De hecho el año pasado, en la Vuelta, la etapa que acabo en Bilbao, después de cambiar de escenario para ver a los ciclistas en ese circuito que se montó me coloqué en meta, último kilómetro concretamente, cada vez que pasaba un grupo de ciclistas (y la carrera venía rota) me desgañitaba gritando, no solo yo, todo el mundo, los primeros vaya, pero los últimos, a más de 20 minutos flipaban, se miraban incluso entre ellos y sonreían.

        Pero este no es el caso 😀

  3. Lo malo de repetirnos los recuerdos una y otra vez es que acabamos transformándolos en lo que realmente queríamos que fueran, pero que en realidad no lo eran… o son… no lo tengo claro. No sé si ese es el sentido de tu post, pero a mi me suena a eso!
    Un saludo desde mi infierno.

  4. Cuando nos queda un grato recuerdo, lo engrandecemos y cuidamos, pero lo más gracioso es que si no es bueno, lo pulimos, lo damos forma y al final queda precioso.
    Es mejor así disfrutamos doblemente.

Los comentarios están cerrados.