Mi reino por un banco (suizo)

avion_papiroflexia_alterfinesSiete décadas atrás, año más, año menos, y con ocasión de una visita de inspección a cierta base aérea germana en el recién ocupado territorio del norte de Francia, el entonces jefe supremo de la Luftwaffe, el temido Hermann Goering, tuvo la ingeniosa ocurrencia de preguntar a su mejor piloto de caza, Adolf Galland, qué precisaba para que el glorioso ejercito alemán ganase la Batalla de Inglaterra.

A lo que Galland respondió, mientras sacudía la cabeza con cierto desánimo –mirando el morro ahumado de su Messerschmitt* y sopesando si debía o no ser sincero, por la cuenta que le traía– con un explícito: “Spitfires**, mi general, Spitfires”.

Cuando cada viernes, después del consabido Consejo de Ministros, uno observa la cara de los politicastros que nos malgobiernan ahora, a los que les ha tocado dar la consabida rueda de prensa, no le queda otra que suponer lo que pasa por la cabeza del titular de la cartera de Economía. E imaginar lo qué le respondería al jefe del Gobierno, si este cometiese el mismo error que aquel otro fascista del siglo pasado, y le interrogase sobre lo que necesitaríamos para salir del lío mayúsculo en el que estamos metidos: “Bancos suizos, presidente, bancos suizos”.

A lo que cabría añadir, y políticos nórdicos, y sentido de la responsabilidad alemana, y flema británica, y honradez como en los Países Bajos, y…

[* El avión empleado por los alemanes durante la II Guerra Mundial. ** El modelo usado por los ingleses]

Anuncios

22 pensamientos en “Mi reino por un banco (suizo)

    • Nergal, ¿no nos ha perdido un poco eso: dar demasiada autonomía a quienes debían estar atados, ya no en corto, sino en seco?
      Pregunto, desde el cariño, ¿eh? A lo mejor te referías a otra cosa…

      • Me refería la comparativa de los bancos con los aviones. Unos de los motivos de porque los alemanes perdieron la hegemonía aérea fue porque los Messerschmitt no tenían suficiente autonomía y tenían que repostar más a menudo. De hecho en los bombardeos de Londres partían de Francia con lo tanques de combustibles llenos. Los Spitfires tenían más autonomía y podían volar de Londres a Berlín sin repostar,. Ni que decir tiene que está circunstancia repercutía en las batallas aéreas. Los Spitfires era más fuertes (bancos suizos) que los Messerschmitt (bancos nacionales), principalmente por una cuestión de diseño (constitución de los bancos)
        Yo lo interprete así, disculpa si no fue una interpretación acertada.
        Un saludo

  1. Yo le añadiría también el sacrificio japones y la práctica del Harakiri si no el de nivel estomacal al menos sí, el de su poltrona y su cargo… eso sería muy digno pero claro, dime de que presumes y te diré de que careces… Y presumir de dignos lo hacen un rato… largo.

  2. Es que somos latinos, y eso no se puede cambiar. Nos gusta la juerga y el cachondeo, nada de ahorrar y vivir a lo grande siendo pequeños, y luego viene lo que viene. Besos
    Ana

    • Cierto, y siendo cierto añadiría que además somos de los que nos creemos los reyes del mundo en cuanto sacamos cualquier triunfo, aunque sea uno deportivo, lo extrapolamos a toda nuestra esencia como país.

    • Cierto Ana: pedíamos Visas cuando no llegábamos a la hipoteca (hablo en genérico, ¿eh?), después créditos Cofidis para pagar las Visas, y hasta dinero a los usureros y prestamistas para cubrir la deuda con Cofidis.
      Y ahora nos extraña estar en silla de ruedas, porque nos han partido las rodillas con un bate de béisbol.
      Si es que…

  3. estaría de acuerdo contigo si habláramos de una guerra y de momento me gustaría pensar que no es el caso. Como conoces mi vena idealista mi opinión es que para solventar este problema de avaricias compartidas, engaños continuados… no sirve multiplicar el error y que todos dispongamos de armas de destrucción masiva. Multiplicando los bancos suizos (luxemburgueses, gibraltareños, andorranos, londinenses …) lo que haríamos es abrirles sucursales a los actuales “clientes” más cerquita de casa (de cada una de las que tienen, que siempre son muchas). Por ello permítete otra solución: transformar los paraísos fiscales/bancos multinacionales en cajas de ahorros, sin posibilidad de repartir beneficios y con la obligación de realizar obra social. Aunque me temo que entonces los políticos y chorizos varios, tomarían el control de las mismas y volverían a servirse de ellas y consecuentemente de todos nosotros, ah! perdona que esto ya pasó y no fue la solución. Mierda, habrá que inventarse otra. Mientras ¿que tal una de leyes, pero de las de verdad de las que se cumplen y mandamos a un buen número de ellos a la cárcel? y mientras llega este momento? yo he optado por algo llamado Triodos, no lo creo perfecto pero sí menos malo

    • Se lo permito, Don L, se lo permito. Todo lo que sea eliminar a media docena de políticos y chorizos varios al día me parece una receta más que aceptable.

      Leyes que se cumplan… qué bonito debe de ser eso… qué planetas tan diversos tiene este Universo nuestro…

    • Lástima que sea un tema delicado ya para mucha gente. Pero sí, la verdad es que el tratamiento que le están dando a la crisis el fascista gangoso y su ‘troupe’ se parece cada vez más a un guión de Gila: “¿Está la crisis? ¡Que se ponga!”.

  4. Escuche hace unos días en no se que película “cuando se dicen palabras de guerra, acaba por haber guerra” se habla mucho últimamente de guerra, de hambre y necesidad, de pesetas y de corrupción… nada bueno va a salir de todo esto. Ademas, no somos vagos, a España la hemos levantado los españoles y la han hundido los bancos (cuyos grandes propietarios no son los españoles) no la hemos hundido nosotros!
    Saludos poseídos!

    • Que nos guste la juerga y nos apuntemos a un ‘puenting’ sin cuerdas no significa que seamos vagos, Nieves. Aunque, vamos, tampoco se puede decir que seamos diligentes y responsables como sucede el latitudes más frías. Al final, yo me quedo con la diferencia: ellos nos envidian el clima y las ganas de vivir, y nosotros a ellos su seriedad para hacer las cosas bien y alguna que otra nevada de las gordas.

      Me temo que en cuanto a lo de hablar de otra cosa, habiendo hambre y calamidades, va a ser difícil. Pero siempre hay quien mantiene el optimismo y recrimina estar siempre pensando en lo negativo. Gracias por eso.

      (oye, ahora que no nos oye nadie, me gustó que el otro día te comentara algo Nergal sobre el Báratro: no conocía este sinónimo de Infierno).

Los comentarios están cerrados.