‘Cortos de Fondos’ 69/258

La primera etapa de su vida como inventor aficionado, en las horas libres que le dejaba su trabajo de contable en un banco, la empleó en investigar la forma de concebir, diseñar y finalmente construir una máquina con la que fuese posible viajar hacia atrás en el tiempo.

Y tan convencido estaba de poder llegar a lograrlo algún día, que se juró de forma solemne a sí mismo que cuando al fin lo consiguiese el primer viaje que hiciese al pasado sería precisamente a ese momento concreto: al instante en el que estaba tratando de imaginar cómo sería disponer de un avance tecnológico tan revolucionario.

La segunda etapa de su vida como inventor aficionado, en las horas libres que le dejaba su trabajo de contable en un banco, la pasó sentado en la butaca de orejas, tapizada en piel, que había bajado a su laboratorio, en el sótano de casa. Era, por encima de todo, alguien que jamás rompía un juramento. Así que se esperaba a sí mismo, viajando del futuro para comunicarle la buena nueva de tamaño invento; cuando lo hubiese conseguido.

Anuncios

15 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 69/258

Los comentarios están cerrados.