Se lo deben de pasar ‘pipa’

Los científicos deben de disfrutar una burrada cuando hacen determinados descubrimientos. Y ya no digamos nada cuando los ponen en conocimiento del personal. Primero, de sus colegas, que se tirarán de los pelos por no haber sido ellos los primeros en darse cuenta. Y más tarde, en el del común de los mortales: los que creemos que la Ciencia, así, en mayúscula, sería seguramente capaz de superar ese truco de David Coperfield, en el que desaparece dentro de una enorme caja negra, montado en su Harley Davidson, para aparecer a 800 metros, en el tejado de un gallinero. Lo que pasa es que los científicos acostumbran a ser algo más discretos –no llegan al laboratorio cada mañana con una enorme capa de terciopelo negro–, y además no creo que, con tanto recorte, su sueldo alcance para una moto tan legendaria en prestaciones como en precio.

¿Cómo pensar que no se lo pasaron en grande esos científicos que han logrado medir con gran precisión la velocidad de desplazamiento de la Galaxia de Andrómeda, con ese “juguete” en forma de telescopio espacial llamado ‘Hubble’? Su conclusión nos permite respirar aliviados: mediante complejos cálculos efectuados mediante simulaciones por ordenador han determinado que acabará colisionando de forma frontal –¿podrán dos conjuntos de 300.000 millones de estrellas chocar de otro modo?– con nuestra Vía Láctea. La buena noticia, la que seguro que les hizo descorchar alguna que otra botellita de cava (¿verdad, Josep?) es que ambas futuras colisionantes se encuentran aún pelín alejadas; entorno a los 2,5 millones de años luz. Lo que viene a tardar mi hija en decidir qué camiseta combina con qué pantalón corto y qué otras zapatillas, antes de pasar por el espejo otros tantos millones de veces; todo lo cual antecede al momento de cepillarse la melena y pasar por el cuarto de baño a perfumarse. Quiere esto decir que tal acontecimiento –la fusión entre galaxias, no que mi hija salga de casa–, tendrá lugar dentro de 4.000 millones de años. Ya me gustaría a mí tener clientes que me pidiesen que desarrollara para ellos trabajos cuyo plazo venciese dentro de unos cuantos eones…

Y ¿que hay de los profesionales del Centro de Investigación de la Fauna del Departamento de Agricultura de EE UU, que luchan contra las plagas de culebras arbóreas en la Isla de Guam? Estos simpáticos científicos se llevarían sin duda un premio a la creatividad, pues para reducir drásticamente la población de estos ofidios no han tenido mejor idea que introducir pastillas de paracetamol en ratones muertos, los cuales dejan caer en paracaídas sobre los árboles, sobrevolando para ello las selvas en helicópteros… ¿Que por qué hay que acabar con estos bichos? Pues porque casi no tienen depredadores en la isla y ya alcanzan una densidad de un ejemplar por cada 100 m2, lo que hace que ataquen a las mascotas de la gente y causen averías en el suministro eléctrico por su manía de trepar a los cables. ¿Que por qué ha de hacerse con aspirinas? Una puñetera casualidad: una cantidad de paracetamol casi inocua para un niño (80 miligramos) bloque, al parecer, el transporte de oxígeno de su sangre a los tejidos. ¿Que por qué se lanzan los ratones-bomba en paracaídas? Para que otros posible carroñeros, como los cangrejos, no se vean afectados: los paracaídas de papel, que resultan biodegradables –ojo, que experimentaron antes con vasos y platos de plástico–, se quedan enganchados en las copas de los árboles, a las que las serpientes no tienen problema en acceder, atraídas por su olfato. ¿Que por qué este territorio de la Micronesia pertenece a EE UU? Pues porque se la rendimos a los ‘yanquis’ tras el desastre del 98. ¡Y bien que les vino en la Segunda Guerra Mundial como centro neurálgico en la defensa naval del Pacífico!

Podría seguir enumerando noticias que van apareciendo en la prensa (lo último, la investigación sobre unas pastillas para olvidar, lo que sin duda da para un magnífico relato fantástico), pero insistir sobre lo mismo es de personas cansinas. Y yo aún estoy aprendiendo a serlo. Así que me quedo aquí: cuando se habla de recortes en investigación, no puedo evitar echarme las manos a la cabeza pensando en la faena que le hacen a esta gente: ¿cómo nos vamos a entretener ahora con sus descubrimientos? ¿quién nos va a deleitar con hallazgos disparatados y conquistas humanas nunca antes imaginadas?

(Que nadie que tenga un familiar en el mundo de la investigación se me enfade: en mi ánimo solo está el bromear, no el faltarle al respeto a ningún ser humano, en general –salvo a los políticos, claro–. Dicho queda).

Anuncios

9 pensamientos en “Se lo deben de pasar ‘pipa’

    • Qué razón tienes: los que tenemos la suerte de trabajar en lo que queríamos ya a los 7 años de edad, la mayoría de las veces nos sentimos recompensados con un brazo sobre los hombros…

  1. Ja! Me va a dar algo… La de tonterías que se inventan los mozos de bata blanca para gastar el presupuesto anual, y si, como tu dices en descubrimientos tan útiles como estos, claro que luego, como no comparten información de una a otra mesa de trabajo (porque cada equipo pertenece a un mecenas distinto) no son capaces de atinar con algunas curas especificas y tal… Lo sé de buena tinta.
    Saludos desde aquí abajo!

    • Ya sabes cómo funciona: si no gasto el 100% de lo que me dieron van a pensar que no necesito tanto… De todos modos, lo de los recortes en investigación es un enorme error: ¿qué sería de la humanidad sin los avances científicos?

  2. Tu sentido del humor a quedado un poco ácido. Algunas investigaciones son o parecen estúpidas como en los Ignovel ( post que tengo preparado) pero los prefiero a los accidentes, muertes, guerras, “famosillos” y un largo etc de los que no aprendes nada de nada.

    • Sólo pretendía verle el lado humorístico, murimar: como he puesto un poco más arriba, ya poniéndome serio, ¿qué sería de la humanidad sin los avances científicos?
      Gracias por tu crítica, y deseando que nos cuentes lo de los Nobel alternativos.

Los comentarios están cerrados.