‘Cortos de Fondos’ 66/258

numero_66_alterfines

Despertó de la siesta, tumbado en el césped del parque. Se desperezó feliz, ofreciendo su cara a los rayos del sol. Miró el reloj. Habían pasado casi dos horas desde que le comunicasen que había sido elegido para la primera expedición humana al Pasado. Al cabo de una semana comenzaría el viaje.

La siesta no había aplacado la intensa emoción que colmaba su espíritu. Ardía en deseos de iniciar cuanto antes la aventura, y aquellos siete días de espera se le antojaban interminables. Se dirigió canturreando a la casa en que vivía con su anciana madre y entró sigilosamente en ella, dispuesto a darle una sorpresa. La encontró ocupada, como siempre, en la cocina; y, como la cocina, 30 años más joven.

La muchacha que había sido su madre, con paciencia pero muy irritada, le espetó que ya estaba harta de que fingiera esa tontería de que lo habían elegido para una expedición al Pasado. Algo comprensiblemente inimaginable en aquel momento, tres décadas antes, pensó él, justificando en cierto modo el proceder de la mujer.

Añadió ella que como truco para evadirse de cumplir los recados que le había encargado hacía ya dos horas era excesivo,de modo que se había ganado a pulso el castigo de estar sin salir de casa una semana. Que se le hizo eterna.

Anuncios

8 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 66/258

  1. Ostras, buena manera de explicar lo que siente un crio al ser castigado, ¿O había venido de verdad del futuro a su pasado? Que enigma,… me gusta como lo has explicado. Besos y feliz fin de semana
    ANA

  2. Y este viaje al pasado le rejuveneció? Porque de no ser así… Me extraña que la madre no le apuñalara, tal como están los tiempos.
    Saludos infernales!

  3. Un final que no por esperado deja de ser sorprendente. Una duda volvió hacia atrás también fisicamente o es que el castigado es el padre que es él mismo que se engendró ¡ Uf que mareo! Es lo malo de las historias de viajes en el tiempo. :))

Los comentarios están cerrados.