‘Cortos de Fondos’ 41/258

Mientras se arreglaba con desgana pensó que no perdía nada si expresaba en voz alta su disconformidad:

–”Me caen como el culo, cielo No sé por qué demonios tenemos que perder una tarde de sábado en ir a ver a estos dos a su casa, que encima está a tomar viento”.

–”Venga, hombre, que tampoco se puede decir que sean mis mejores amigos. Les soporto, y punto. Es más, por lo que pude apreciar la última vez que nos vimos, estoy convencida de que tampoco nosotros somos precisamente santos de su devoción. Apostaría cualquier cosa a que estarían encantados de la vida si descolgases el teléfono y les llamases ahora mismo para decirles que lo sientes, por lo repentino del aviso,  pero que no nos es posible ir…”.

–”La verdad es que no había pensado nunca en ello. ¡Venga, date prisa que estoy deseando llegar a su casa!”.

Anuncios

2 pensamientos en “‘Cortos de Fondos’ 41/258

Los comentarios están cerrados.