‘Cortos de Fondos’ 31/258

Cuando acudió junto al resto de pasajeros a la sala de recogida de equipajes del aeropuerto, y aguardó paciente a que la última de las maletas que se deslizaba sobre la chirriante cinta transportadora diese varias vueltas hasta que fue reclamada por su dueño, comprobó que efectivamente su equipaje había “volado”.

Anuncios