‘Cortos de Fondos’ 19/258

La bella, como en el cuento, se enamoró de la bestia. Se entregó sin titubeos, y merced a los beneficios de la recién conocida pasión amorosa la bestia se transformó en un hermoso ser, cuyos encantos hicieron palidecer el atractivo de la bella, quien, molesta, emprendió la búsqueda desesperada de una auténtica bestia a la que amar.

Anuncios