¿La mejor opción?

Me ha hecho gracia recordar una vieja broma de “cazatalentos”, en la que Jesucristo contrata a Jordán Consultores para que le asesoren sobre un posible sucesor con garantías, y estos le responden por carta:

“(…) Simón Pedro es inestable emocionalmente, pudiendo llegar a ser violento en situaciones de tensión. Andrés carece absolutamente de cualidades para el liderazgo. Los dos hermanos, Santiago y Juan, los hijos de Zebedeo, colocan sus intereses personales por encima de la lealtad a la empresa. Tomás manifiesta una actitud dubitativa que tiende a socavar su moral. (…)

Uno de los candidatos, sin embargo, manifiesta un gran potencial. Es un hombre con habilidades y lleno de recursos. Tiene capacidad para relacionase con la gente. Tiene una mente aguda para los negocios y también contactos en las esferas de poder. Está motivado en gran medida, es ambicioso y responsable. Nosotros recomendamos a Judas Iscariote para que sea su «controller» y su mano derecha. Los restantes perfiles se explican por sí mismos. (…) Le deseamos un gran éxito en su nueva empresa”.

Para tratarse de gente con escaso sentido del humor tenía, y sigue teniendo hoy, mucha gracia.

Anuncios